#Literatura | El amor como un fuego

#Literatura

Por Angie Pagnotta

Con la recomendación de hoy me pasó una cosa muy curiosa, no sé si es únicamente mi apreciación o si alguien más verá lo mismo que yo, pero en este último tiempo, noté una moda creciente de postear frases o poemas de la escritora Idea Vilariño. Al revés de lo que me ocurre siempre, esto encendió mi curiosidad. ¿Por qué esta mujer estaba en los muros de amigos y conocidos, casi permanentemente? ¿Por qué sus versos invadían el feed de mi twitter o mi Instagram?
Aquí un punto aparte. Debo ser honesta y confesar: me sorprendí, no lo voy a negar…casi nunca le doy atención a esas manifestaciones masivas, no soy muy fan de seguir a los ”personajes de moda” o a los fanatismos momentáneos (o que aparentan, al menos, ser momentáneos) pero esta vez fue un gran descubrimiento, una gran sorpresa.

*
Hoy, entonces, me referiré a la escritora IDEA VILARIÑO, poeta uruguaya nacida en Montevideo, en 1920. Además de poeta, fue crítica literaria, traductora, compositora y educadora. En 1985, tras la dictadura, obtuvo la Cátedra de Literatura Uruguaya en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad de la República. De sus traducciones sobresalen los trabajos realizados sobre Shakespeare, reconocidos ampliamente por la crítica. Su personalidad y sus convicciones la llevaron durante muchos años a rechazar cualquier tipo de promoción de su nombre y de su obra. A pesar de ello, obtuvo varios premios internacionales y ha sido traducida a otros idiomas. Sus poemas, dotados de gran musicalidad, se agruparon en títulos como «La suplicante», «Poemas de amor», «Nocturnos» y «Poesía». Falleció en Montevideo en abril de 2009.

El libro que leí es POEMAS DE AMOR, publicado en Montevideo, en 1979, por ACALI EDITORIAL. Este libro, según se cuenta y se dice, es un libro que reúne poesías que Vilariño le escribió a Juan Carlos Onetti, otro escritor enorme de Uruguay. Ellos tuvieron una relación amorosa truculenta, apasionada y recordada largamente en sus escritos. Este poemario reúne una belleza inigualable. Así de simple lo digo, pero lo escribo con  hincapié y marcando un profundo énfasis en resaltar que realmente este libro es una belleza enorme, vasta y profunda por donde se lo lea. Vilariño indaga una profundidad, un ir hasta el hueso, un modo tan exquisito en lo que dice y en cómo lo dice: en la delicadez de las palabras, en los silencios y en el intenso sentimiento que le pone. Por momentos el poemario se vuelve doloroso, difícil, problemático en su espesura y en otros instantes, sin embargo, es luminoso y esperanzador. Sin duda refleja lo que fue la relación de ella con Onetti, pero también refleja la búsqueda de una mujer que no ha dejado de sentir que el deseo debía mantenerse en lo más alto de la palabra y la poesía: y lo logra con solidez.

Seleccioné tres poesías que me parecieron precisas para compartir:

UN HUÉSPED
No sos mío
no estás
en mi vida
a mi lado
no comés en mi mesa ni reís ni cantás
ni vivís para mí. Somos ajenos

y yo misma
y mi casa.
Sos un extraño
un huésped
que no busca no quiere más que una cama
a veces.
Qué puedo hacer cedértela
pero yo vivo sola.

Aquí el vaivén de un corazón salvaje y profundo:

EL TESTIGO
Yo no te pido nada
yo no te acepto nada. Alcanza con que estés en el mundo
con que sepas que estoy en el mundo
con que seas
me seas
testigo juez y dios.
Si no
para qué todo.

Y tal vez el más crudo, doloroso e intenso:

YA NO
Ya no será
ya no
no viviremos juntos
no criaré a tu hijo
no coseré tu ropa
no te tendré de noche
no te besaré al irme nunca sabrás quién fui por qué me amaron otros. No llegaré a saber
por qué ni cómo nunca
ni si era de verdad
lo que dijiste que era
ni quién fuiste
ni qué fui para ti
ni cómo hubiera sido vivir juntos
querernos
esperarnos
estar.
Ya no soy más que yo para siempre y tú
ya
no serás para mí
más que tú. Ya no estás en un día futuro
no sabré dónde vives
con quién
ni si te acuerdas.
No me abrazarás nunca como esa noche
nunca.
No volveré a tocarte.
No te veré morir.

Se lee un corazón salvaje, se lee la tierra del fuego y el fuego como un amor que no para de crecer, de nacer, de convertirse, de doler y de perdurar. Idea Vilariño tiene en sus manos el tono y el pulso necesarios para marcarnos un sendero de poesía, al cual arrojarnos de inmediato, en el cual bucear y caer, y volver y retomar. Intensa, apasionante y vehemente, así es su escritura y así nos deja al leerla, también.

Sus poesía completa se consigue aquí: 


Angie Pagnotta Foto 2018
Angie Pagnotta, nació en Buenos Aires, Argentina y reside en Berlin, Alemania. Es Periodista, Escritora, Editora y Community Manager. En 2012 fundó Revista Kundra –literatura aleatoria– y el portal de arte y cultura Baires Digital.  Tiene una columna literaria llamada “Momento Kundra“ en el programa de radio Cuentos Criollos, donde recomienda lecturas y autores. Trabaja como periodista en varios medios de Argentina y Europa escribiendo crónicas de viajes, entrevistas, perfiles y notas del ámbito cultural y artístico. Sus libros publicados son Memoria de lo posible (2017) y Los desiertos efímeros (2018), ambos por el sello editorial Peces de Ciudad. Escribió Nada que no quieras (novela) y Un segundo antes (cuentos), material que permanece inédito. Junto a Tommy Tow es conductora del programa de radio Nunca se sabe emitido los lunes por Radio LA DESTERRADA, a las 18hs Argentina y 22 hs Europa. Le gusta perderse en lugares, personas y cosas. Sus playlist son lo más variado que podrás escuchar y siempre lleva un cuaderno donde anota t-o-d-o. Vive entre mates y libros. Su blog literario es www.matesliterarios.blogspot.com 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s